• ¿Tú, qué puedes

    hacer?
  • 1

Del total de agua que hay en la tierra sólo 2.5% es agua dulce, y de esta menos del 1% es apta y disponible para consumo humano.

No dejes correr el agua mientras te lavas las manos ni cuando te rasuras o lavas los dientes. Usa un vaso.

El baño es el lugar que más agua utiliza en una casa, y donde regularmente se presenta el mayor desperdicio.

Toma baños breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o te lavas el pelo.

La fuga de una gota por segundo en el lavamanos o regadera, equivale a desperdiciar 9,000 litros por año.

Para revisar si tu escusado tiene fugas, coloca 4 gotas de colorante vegetal en el tanque y espera unos minutos. Si el color llega a la taza tienes una fuga. Repárala.

La mayoría de los hogares en México, todavía tienen escusados que utilizan cuando menos, 16 litros de agua por descarga.

Para usar menos agua en el escusado, mete al tanque una botella de plástico llena de agua. Esto no afecta el funcionamiento y ahorra mucha agua en cada descarga.

La población más pobre del mundo paga entre 5 y 10 veces más por el agua que la población con mayor ingreso.

Evita utilizar la manguera para limpiar la banqueta. Usa una escoba y un recogedor.

Las mujeres y niños de zonas rurales en países en vías de desarrollo, invierten hasta 5 horas diarias para ir por agua.

Acostúmbrate a conocer y monitorear tu consumo de agua, ya sea en tu recibo o directamente en el medidor.

Dos terceras partes de nuestro país son áridas o semiáridas, además de que la gran mayoría de la lluvia se concentra solamente en 4 meses del año.

Habla con la gente que veas desperdiciando agua. Si no escuchan, contacta a las autoridades, existen disposiciones legales contra el desperdicio.

Para 2025, el país necesitará una inversión estimada de 33,000 millones de pesos, únicamente para aumentar el suministro de agua en las ciudades.

Paga cada bimestre tu consumo de agua. Sin esos recursos no es posible llevar agua a la gente que no tiene, ni construir infraestructura, ni dar mantenimiento a la existente.

En el mundo, 1,100 millones de personas carecen de acceso a una fuente segura de agua potable.

No laves tu auto con manguera, házlo con una cubeta o llévalo a servicios de lavado donde utilicen agua tratada.

En México existen 653 depósitos subterráneos de agua, de los cuales 106 se encuentran sobreexplotados, es decir, se extrae más agua de la que se les recarga.

Riega tu jardín temprano en la mañana o en la noche. Al hacerlo cuando hay mas sol, la mayoría del agua se evapora o se pierde.

México en tan sólo 56 años, pasó de una disponibilidad de agua de 18 millones, a poco más de 4 millones de litros por habitante al año.

Antes de tirar el agua de la tarja, considera que la puedes usar para regar o para el escusado. Reutilízala.

Según la Organización Mundial de la Salud, un ser humano necesita un mínimo de 20 litros al día para atender sus necesidades básicas.

Instala en tu hogar y centros de trabajo, equipos que utilizan menos agua o sistemas ahorradores para reducir tu consumo.

En el mundo, cada 15 segundos muere un niño por falta de acceso a una fuente segura de agua potable.

Al lavar los trastes, remoja y enjuaga todo de una vez, sin dejar el agua corriendo. Abre la llave sólo para el enjuage final.

En el México, el 77% de la población se concentra en las regiones con menos agua.

Lava la fruta y verdura llenando la tarja, en lugar de mantener la llave abierta.

Uno de los efectos más importantes del cambio climático en México, será la reducción en la disponibilidad del agua.

Asegúrate de utilizar la lavadora de ropa sólo cuando tengas una carga completa.

En México sólamente el 10% del agua recibe tratamiento adecuado para reutilizarse.

No tires aceite por el drenaje. Una gota de aceite contamina decenas de litros de agua. Guárdalo en un bote para cocinar o recógelo en un material absorbente y tíralo a la basura.

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés