Noticias
Jueves, 12 Octubre 2017 22:02

23°Congreso Internacional de Riego y Drenaje

Evaluar este artículo
(0 votos)


Versión estenográfica: Participación del Director 
General de Conagua, en el 23°Congreso Internacional 
de Riego y Drenaje

Roberto Ramírez de la Parra:

Bienvenidos sean a nuestro país el Presidente de la
Comisión Internacional para el Riego y el Drenaje,
Doctor Saeed Nairizi; el Secretario General de la
Comisión Internacional para el Riego y el Drenaje,
Ingeniero Avinash C. Tyagi; el Subdirector de la
División de Tierra y Agua de la Organización de las
Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura, Doctor Olcay Ünver; el Director Senior
de la Práctica Mundial del Agua del Banco Mundial,
Señor Guanzhe Chen; el Consejero Especial de Agua
del Departamento Australiano de Relaciones
Exteriores y Comercio, Doctor Tony Slatyer.

Agradezco también la presencia de los representantes
de los usuarios del campo mexicano: al Presidente de
la Asociación Nacional de Usuarios de Riego,
Ingeniero Quintín Suárez Andujo; al Presidente del
Consejo Nacional Agropecuario, Ingeniero Bosco de la
Vega Valladolid, y a todos los funcionarios y
académicos dedicados al campo, estudiantes de
distintas instituciones de educación superior con
vocación agrícola, señoras y señores de los medios
de comunicación, sean bienvenidos todos.

Es un privilegio que México sea sede por segunda
ocasión del Congreso Internacional de Riego y
Drenaje, en su vigésima tercera edición, cuyo tema
es “modernización de riego y drenaje para una nueva
revolución verde”.

Este foro nos brinda una oportunidad extraordinaria
para reflexionar sobre los temas fundamentales para
la humanidad.

El agua, la alimentación y el medio ambiente,
relacionados entre sí, siendo el recurso hídrico el
elemento que los vincula.

Ante esta relación única, la Comisión Internacional
de Riego y Drenaje se ha sumado al trabajo de otras
agencias internacionales en el desarrollo de
técnicas que permitan producir lo que necesitamos,
al tiempo que conservemos nuestros recursos
naturales.

Estas acciones están alineadas a lograr las metas
que nos hemos trazado, a través del Objetivo de
Desarrollo Sostenible número dos: poner fin al
hambre.

El reto no es fácil, ya que nuestras políticas deben
considerar al mismo tiempo, el crecimiento de la
población y la modificación de la disponibilidad del
agua por el cambio climático.

Éste no es un tema menor, ya que para satisfacer la
demanda de alimentos de casi diez mil millones de
personas para el año 2050, la producción deberá
aumentar en un cincuenta por ciento.

Para tener una idea, a nivel global, actualmente el
campo utiliza el once por ciento de la tierra, el
setenta por ciento de las extracciones del agua del
subsuelo y representa el treinta por ciento en
consumo total de energía.

Por todo lo anterior, debemos cambiar el paradigma
de cómo cultivamos para ser cada día más eficientes
en el uso del oro azul, como hoy se le llama al
agua.

En esta tarea, es fundamental mejorar la
infraestructura de riego para tener mayor
productividad utilizando la menor cantidad de agua.

En México, como parte de nuestra responsabilidad
global, trabajamos en una gestión integral que
permita eficientar el recurso hídrico.

En particular, nuestro país se divide en dos grandes
regiones: la primera, corresponde al norte y centro,
que solo tiene una tercera parte del agua
disponible, con un 75 por ciento del territorio y
que produce el 80 por ciento del Producto Interno
Bruto de nuestra nación.

En contraste, la región sur-sureste contiene dos
terceras partes del agua, representa un cuarto del
territorio y produce tan solo el 20 por ciento del
Producto Interno Bruto.

Es importante resaltar que la mayor superficie de
hectáreas agrícolas en nuestro país, se encuentran
en la zona centro y norte.

Además, dos terceras partes del agua que usamos
provienen de los fenómenos hidrometeorológicos, como
son los frentes fríos y los ciclones.

Actualmente, contamos con un total de 22.7 millones
de hectáreas de cultivo, 12.7 son de temporal y 2.8
de temporal tecnificado con más de 100 mil
productores.

El resto, 7.2 millones de hectáreas son de riego:
3.3 millones en 86 distritos y 3.9 millones en más
de 47 mil unidades con más de un millón de usuarios.

Esto permite que nuestro país ocupe el sexto lugar a
nivel mundial con infraestructura para el riego.

Para continuar aumentando el buen uso del agua en la
producción de alimentos, sin descuidar la
conservación del medio ambiente, en la
administración del Presidente Enrique Peña Nieto, se
ha realizado un esfuerzo importante para modernizar
y rehabilitar la infraestructura hidráulica del
campo mexicano.

También, hemos rehabilitado los equipos
electromecánicos en pozos a nivel nacional, para
disminuir el consumo de energía eléctrica en
beneficio de casi 45 mil productores.

De manera paralela, para cerrar el círculo virtuoso
del recurso hídrico, estamos aprovechando el agua
tratada en el riego de más de 70 mil hectáreas del
centro y del norte de nuestro país.

Estas acciones, también son producto de nuestra
larga y rica tradición de implementar técnicas para
aumentar la producción de alimentos y eficientar el
uso del agua.

Ejemplo de ello, es la presa “La Boquilla”, la cual
recientemente cumplió su primer centenario de
operación, así como el sistema de producción de
alimentos en las chinampas, en Xochimilco, que no
degrada el medio ambiente y cuyo origen se encuentra
en la época de los toltecas, hace más de mil años.


Hemos visto que sí hay alternativas para aumentar la
producción de alimentos sin degradar el medio
ambiente.

Es importante señalar que los logros que se están
obteniendo son el reflejo del trabajo conjunto
realizado, por supuesto, por nuestros usuarios de
distritos y unidades de riego, quienes conocen y
enfrentan los retos día con día.

Retos que también viven los gobiernos de los 57
países que integran esta comisión, cuya labor ha
sido fundamental para poder encontrar soluciones
exitosas.

México está empeñando todo su esfuerzo para
consolidar un sector rural, moderno y más productivo
que contribuya a generar desarrollo en las diversas
regiones del país, y asegurar el pleno ejercicio del
derecho humano a la alimentación.

Fuente: www.conagua.com
Leído 191 veces

Comentar

Los campos con asterisco (*) son obligatorios

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro newsletter y reciba quincenalmente nuestro boletín de noticias
Please wait

BUSCADOR

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés