Noticias
Jueves, 12 Octubre 2017 21:47

Por viejo, colapsa el sistema hídrico del Valle de México.

Evaluar este artículo
(0 votos)


Las fallas en el sistema de distribución de agua generadas tras el sismo de 7.1 grados Richter, del pasado martes 19 de septiembre, han evidenciado el estado en que se encuentra el sistema hídrico de la Zona Metropolitana del Valle de México y las nulas alternativas para el abastecimiento de esta zona del país, cuando se fractura la tubería.

Delegaciones como Iztapalapa, Xochimilco y Tláhuac, en la Ciudad de México, y municipios como Nezahualcóyotl y Los Reyes La Paz, en el Estado de México, padecen este severo problema desde hace varios días, aunque en los últimos años se ha vuelto una constante que, de acuerdo con especialistas, podría evitarse a corto plazo.

El investigador del Colegio de Postgraduados (COLPOS) de Montecillos, en Texcoco, Manuel Anaya Garduño, desarrolló un sistema de captación pluvial para uso doméstico, capaz de suministrar el recurso hasta a 10 personas por inmueble al año, lo que evitaría en muchos casos el desabasto.

Los prototipos que hemos diseñado en el Colegio de Posgraduados son de captación de agua de lluvia y que, a través de un sistema de purificación el agua, se adapta para el consumo humano”, explicó Anaya Garduño.

El modelo, cuyo costo oscila entre los 40 y 70 mil pesos, contempla una red de captación pluvial en los techos de las viviendas, cuya agua la deposita en una cisterna y la canaliza a un sistema, para su tratamiento con elementos químicos, a fin de lograr su purificación.

Cuando cae el agua a la cisterna, es cuando inicia el proceso para hacerla de uso familiar, entonces, se le pone cloro; después, se sube a un tanque con ayuda de una bomba y ahí es donde, con ayuda de algunos químicos, se potabiliza y queda lista para utilizarse”, explicó.

Desde 2006, la carencia de agua en comunidades rurales del Estado de México motivó a los investigadores a adaptar este sistema, en beneficio de más de cinco mil personas del municipio de San Felipe del Progreso, ubicado al noroeste de la entidad mexiquense.

Tenemos un proyecto desde 2006, en el municipio de San Felipe del Progreso, donde se instaló una planta purificadora para cinco mil personas, el cual se abastece con el agua de lluvia y que es único a nivel mundial”, aseveró Manuel Anaya.

Se fuga el agua

De acuerdo con el catedrático, la escasez del líquido que se vive actualmente, se debe, entre otros factores, al reparto deficiente y al desgaste de la infraestructura hídrica, por lo que el gobierno debería de implementar proyectos alternativos de captación de agua entre la ciudadanía, como el anterior.

Hemos llegado, según la investigación, a que si tomamos el promedio de los últimos 10 años, la variabilidad no es muy considerable, entonces, nadie podría asegurar que el próximo año no va a llover en la Cuenca de México, sino que va a caer una cantidad similar que podría solucionar los problemas que se viven hoy”, dijo.

El secretario de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la 59 Legislatura mexiquense, informó que entre un 25 y 30 por ciento del agua potable que reciben los municipios mexiquenses, se pierde por el deterioro y el grado de oxidación que presentan las tuberías del Estado de México, pues, en algunas regiones como Tlalnepantla o Naucalpan, la red no ha sido sustituida desde hace más de 20 años.

El legislador panista afirmó que el sistema de agua del Estado de México se encuentra en crisis, pues el sistema de tuberías está caduco y para rehabilitarlo se requiere de una inversión millonaria que difícilmente la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y los organismos de agua municipales podrán cubrir.

Agregó que los organismos públicos descentralizados de agua de los municipios mexiquenses son ineficientes, derivado de las deudas históricas que arrastran y de la mala dirección por parte de quienes los encabezan, por lo que algunos están en quiebra y deben ser soportados financieramente por las alcaldías, pues no han sido capaces de recaudar lo suficiente para pagar sus propios insumos y, al mismo tiempo, ejecutar obra hidráulica.

Fallas después del sismo

A más de dos semanas, aún existen colonias en la capital del país y de la entidad mexiquense donde no se ha restablecido el suministro de agua potable. De acuerdo con autoridades locales, los problemas iniciaron desde que se registró el terremoto del pasado 7 de septiembre y se agravaron con el sismo de 7.1 grados registrado el día 19.

A pesar de estas declaraciones, la escasez es un conflicto de años atrás, por lo que la desesperación ha invadido a la población, principalmente en el municipio de Nezahualcóyotl, donde más de 500 mil personas de 30 colonias carecen del líquido, mientras que, en Ecatepec, afecta a 85 por ciento de sus habitantes.

Por ello, el Colegio de Postgraduados asegura que es importante la inversión por parte de las autoridades, para terminar con el desabasto de agua, o bien, que las familias destinen recursos para instalar un sistema hidráulico que, en el futuro, evitará gastos excesivos en la compra del líquido.

Según cifras del Centro Internacional de Demostración y Capacitación en Aprovechamiento de Agua de Lluvia, con el líquido que cae del cielo, se pueden captar hasta 750 mil litros de agua por metro cuadrado al año; cifra diez veces mayor a la demanda por persona, que oscila en los 73 mil litros de agua anual.

Fuente: www.hoyestado.com
Leído 20 veces

Comentar

Los campos con asterisco (*) son obligatorios

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro newsletter y reciba quincenalmente nuestro boletín de noticias
Please wait

BUSCADOR

Panorama del agua

Cultura del agua

Videos

Ligas de interés